sábado, agosto 1

Maravillas del mundo, hoy "Lenguazas"

Buenos días mis queridos tocinetes, volvemos a la carga con la intención de instruiros un poquito más con esta nueva sección que durará un artículo, como casi todas nuestras nuevas secciones;

Los Secuestadores de Iones en esta nueva empresa divulgativa hemos realizado un trabajo de investigación sobre anatomía que de seguro os resultará interesante, ameno de leer y asombrosamente útil para vuestras vidas.
Conociéndonos como nos conocéis ya os podréis imaginar que nosotros nunca perderíamos el tiempo investigando sobre asuntos como las células madre, el origen del universo, la solución a la crisis, ni nada de esto. Sinceramente pensamos que todo eso son pérdidas de tiempo, y puestos a perderlo es mucho más conveniente concentrarnos en otro tipo de estudios.
Consideramos que ya hay muchos cerebritos investigando y trabajando sobre esos otros asuntos menores, y que nuestra obligación moral es dedicarnos a temas de mayor calado, más esenciales e importantes de gran valor didáctico.

Hoy os hablaremos (pues) sobre las lenguas grandes.

Ah, la lengua... hermoso y húmedo músculo de connotaciones calenturientas que ha traído de cabeza a propios y extraños. Odiada y deseada al mismo tiempo la legua es protagonista en dos de los placeres más grandes que disfruta la humanidad desde sus más remotos orígenes: Comer y que te chupen. A pesar de su importancia contrastada la lengua es una gran desconocida, hay quien le sabe dar la vuelta, hay quien sabe hacer pompetas de baba, hay quien sabe hacer la forma de la O, hay quien sabe hacer nudos con los rabitos de la cereza (hay gente muy hábil!)...
Y hay gente que no sabe hacer nada con la lengua, y se excusan con un frío "es que eso es genético". Nosotros respondemos: "Genético tú".

Pero nosotros hoy no hablamos de habilidad ni de destreza a la hora de emplear esta parte de nuestro cuerpo. Ese post se lo dejamos a nuestro amigo DumDumboy, por algo es nuestro especialista en pornografía y blow jobs.
Nosotros hoy sólo valoraremos el tamaño, porque somos gente llana y sencilla (bueno, en realidad no, pero hoy me apetece poner esto). Así pues disponéos a disfrutar de estos ejemplarizantes vídeos en los que podréis admirar lenguas de proporciones exageradas.

Lengua ancha y gorda.
El título del vídeo es bastante descriptivo, porque uno cuando piensa en lenguas enormes piensa en lenguas largas... pero la anchura también cuenta! (parece que hable de otra cosa) y la música de 2001 resulta muy adecuada para ilustrar la trascendencia del avistamiento de semejante apéndice. Si lo miras fijamente da la impresión de que tiene vida propia.





La lengua más larga del mundo.

No sé cuanto medirá esta del vídeo, pero sea la más larga o no, no se puede negar que esta chica guarda en la boca una sorpresa difícil de olvidar para los chicos que la intentaron gayar (besarla en oscense) en el baile de fin de curso.
Ella coquetea con la cámara lanzando veladas miradas entornadas mientras retuerce ese pedazo de bistec de ternera que Dios puso en lugar de su lengua. No os dejéis engañar por la musiquita ambiental de peli porno, si os estáis poniendo palotes sois unos degenerados. Vaya novedad.






Superlengua.
Esta chica morena paliducha, de vampírica actitud, luce una lengua de corte serpentino que, para seros sinceros, da bastante grimilla... sobre todo cuando la saca poco a poco haciendo la "O". Apuntaré que entre los comentarios al vídeo hay uno que merece que nos fijemos en él, un tal XarliH8 comparte sus sensaciones con todos nosotros diciendo:
"XarliH8: prefiero a la otra tia con la lengua mas larga del mundo, esta da más asco"
No conocemos al amigo Xarli, pero desde luego apostamos porque se trata de un tipo sensible y con criterio: prefiere a la otra porque le da asco, pero menos. Todo un sibarita, el tío.





Según el Guinnes de los records la lengua más larga está en posesión de un inglés llamado Stephen Taylor, cuyo apéndice alcanza las dimensiones de 9,8 cms. Sinceramente me parece una marca un tanto decepcionante, cuando lo buscaba pensaba que me aparecería un engendro con un pedazo de lenguote de medio metro. Pero no. No os preocupéis, soy así de majo y he encontrado a un buen lengudo. Lo del record Guinnes (9,8cm) es una pantomima, porque me da la impresión de que el especimen que váis a ver a continuación lo supera con bastante holgura. Y para acabar se tapa la cara con el labio inferior!



Para acabar, la guinda... no por tamaño, sino por raro!

Y luego os quejáreis de que no tratamos cuestiones serias, de trascendencia y actualidad.
Esperamos que os hayáis entretenido unos minutillos, que es de lo que se trata... y también esperamos vuestros comentarios sobre esta mierda que acabáis de ver/leer. Venga, que es gratis!

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me encanta lo de comer y que te chupen, que grande.La bifida da al principio asco pero a medida que vas imaginando puede llegar a ponerte palote, jeje, que cerdos.

domingo, 2 de agosto de 2009, 11:21:00 CEST  
Blogger Dormidaenvertical said...

Genético tú, esa es la actitud!
BUA HA HA HA!
La chica de la lengua ancha y gorda puede lavarse la cara por las mañanas sin necesidad de ir al lavabo, parece que puede cubrir su jeto al completo.
Pero desde luego, a mi el que más me impacta es el hombre que hace la serpiente con la lengua, y la pone así en plan canasto, como para recoger pelotas de tenis!!!
Además las chicas son monas, y les ponen ambiente sexy aunque de asco ese pedazo de bistec que tienen ahí metido! Pero por el otro lado tenemos al pobre hombre-truli, imagínatelo con música de fondo de peli cutre italiana haciendo la serpiente y cogiéndose la cara con la boca…ven paquí, que te lamo tú! (Horreur)

lunes, 3 de agosto de 2009, 0:33:00 CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.