lunes, mayo 12

El público más garrulo del mundo

Aquí tenéis un lamentable youtube que proviene del magnífico concierto que dicen que dió el bueno de Roger Waters, ex-Pink Floyd, en Atarfe (o algo así) cerca de Granada. Pues eso, el resúmen es que la gente se aborrega que es una barbaridad, y cogen al mítico cerdo volador hinchable que sobrevolaba a la parroquia y en lugar de dejarlo volar, lo agarran (ante el estupor del propio Roger Waters que les pidió infructuosamente que lo soltasen) y lo ejecutan como si se tratase de una horda de zombies con Kubata en la mano y acento sureño. El vídeo es sin duda descorazonador; cualquier atisbo de sensibilidad brilla por su ausencia. Una matacía en la que la protagonista no es la sangre, sino el helio.

El famoso cerdo volador aparece en la portada del Animals (he rodeado el cerdito con un círculo rojo para los que no conozcáis la carátula), y son conocidas por todos las múltiples anécdotas que provocó cuando tras la sesión de fotos se les escapó y recorrió por los aires los alrededores de Manchester. Animals es mi disco favorito de los Floyd (y aquí estoy soltando un debate, por si da la casualidad de que hay comentarios).


No hay mejor descripción que la que hace la persona que lo ha colgado en Youtube, aunque desde este blog somos de la opinión de que eso ocurrió en Granada pero podría haber ocurrido en cualquier rincón de la piel de toro, que somos un público muy alegre, pero unos auténticos analfabetos:


Cosas que ocurren en Granada: Se coge al cerdo de Pink Floyd y se le pega una paliza y se hace retales con él que luego sirven de chubasquero(para maxificar la eficacia del hecho), porque como ya se sabe, del cerdo todo se aprovecha.


Así que, queridos lectores, desde éste, el autoproclamado una y mil veces mejor blog de la historia, Los Secuestradores de Iones, les conminamos a que si alguna vez tienen la suerte de ver un cerdo volar (¿tocino de cielo?), se comporten y contengan sus ibéricos y primarios impulsos... sabemos que es complicado y que es difícil dominar esa pulsión de barbarie, ese pálpito destructivo. Pero también sabemos que sois un público selecto, y que lo conseguiréis.

Let the river run

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

que gente mas paleta. que barbaridad!

grande loren
ya estas por huesca?

martes, 13 de mayo de 2008, 0:11:00 CEST  
Anonymous Anónimo said...

Somo sidiotas y tenemos lo que nos merecemos. Y punto. Nos merecemos OT, nos merecemos cantantes melódicos, nos merecemos el affair de Massiel y el Lalala, nos merecemos el tema de Te(l)ma Ortiz, nos merecemos los cuarenta principales, nos merecemos maten al pianista, nos merecemos que nos suspendan conciertos, nos merecemos la imagen que tenemos fuera, nos merecemos la deceleración, nos merecemos las vacaciones con mi chatunga en un hotel (barato) del caribe, nos merecemos los atascos, nos merecemos las alergias.

martes, 13 de mayo de 2008, 10:18:00 CEST  
Anonymous Anónimo said...

África empieza en los pirineos, y el sur ya es territorio comanche.

No, nos merecemos OT, ni Gran Hermano, ni al Chilicuatre, ni nada. Podemos apagar la televisión, y hacer otras cosas.

Mis discos favoritos de los Floyd son Mother of, Meddle, Dark side, y The Wall, aunque me los disfruto todos por igual.

viernes, 16 de mayo de 2008, 13:03:00 CEST  
Blogger lorenZombie said...

Hombre, yo no recomendaría que apaguéis la tele, la tele mola y todo es compatible!

Y alguna cosa de esas sí me merezco, pero la alergia no, eso es demasiado.

EL Animals no aparece ni siquiera en tu lista? Ni Wish you were here?

viernes, 16 de mayo de 2008, 14:11:00 CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.