miércoles, diciembre 20

Ground Control To Major Tom


Que grata sorpresa ver el otro día a Mr. David Bowie de portada en la Rolling Stone española. Una revista, por otra parte, que aunque no sea totalmente de mi agrado, cumple perfectamente con la misión de acompañarte durante un viaje en bus, tren etc.. y hacértelo más ameno.
El caso es que el reclamo de Bowie en la portada, para mi, ya hacía que la compra fuera ineludible. Y es que el señor David Jones es una de mis debilidades, uno de mis artistas favoritos de todos los tiempos.
60 añitos cumple este año el Duque Blanco, el que fuera el andrógino extraterrestre Ziggy venido de Marte, reinona glam, mod, cocainómano nazi, hippie travestido, krautrockero berlinés, hortera ochenteno etc, etc.. en definitiva el Camaleón. Sobrenombre este que, sin embargo, nunca ha sido del agrado de nuestro protagonista ya que según él: “For me a chamaleon is something that desguises itsef to look like its environement as possible. I always thought I did exactly the opposite of that”.
La verdad es que, más que camaleón, lo que Bowie ha sido, es un vampiro. Y siempre se ha alimentado del genio de los demás pasándolo por el filtro del suyo propio, haciendo de la frase de Picasso “Los buenos artistas copian. Los grandes artistas roban” su leitmotiv.
El bueno de David ha saqueado a diestro y siniestro cogiendo de aquí y de allá, teniendo un ojo increíble en cuanto a corrientes y grupos novedosos y arreglándoselas siempre para estar en la vanguardia y crear tendencia (lo de Madonna es algo amateur y superficial comparado con esto).
Como nunca es mal momento para reivindicar la obra de este gigante de la música, desde este rincón de la red que es nuestro querido blog de los Secuestradores de Iones, quisiera hacer mi propia aportación e invitaros a que os sumerjáis en su amplísima discografía y podáis disfrutar, como yo he disfrutado, visitando todos esos mundos paralelos que él ha creado (copiado, robado).
Como ya he dicho la discografía de Bowie es amplia y se divide en una serie de etapas, según el artista va mudando de piel. Así pues permitidme ser vuestro Cicerón y guiaros a través de su sorprendente universo.
Hoy os voy a dejar con el que se cuenta como el primer disco de Bowie (antes había habido una serie de singles y demás) en magnífico Space Oddity. En este disco el hombre de las pupilas asimétricas ya nos deja su primer gran clásico, que es la canción del mismo título. Tema este en el que Bunbury se “inspiró” (ya hemos dicho que los grandes, roban ¿no?) para hacer su Lady Blue.
El álbum es una suerte de folk-rock psicodélico sobre el que se hilvanan melodías pop, dejandonos ver que las influencias del chaval van desde Dylan a los Pink Floy de Syd Barret pasando por los omnipresentes Beatles.
Exquisitas guitarras acústicas para un disco en el que las frágiles baladas y medios tiempos ocupan prácticamente loa totalidad del minutaje.
Pero, si tuviera que quedarme con dos canciones además de la homónima sin duda me quedaría con los 9 minutos y medio de épica dramática en Cygnet Committe y con la frescura folk-rock de Janine y ese estribillo tan catchy (que dicen los ingleses).
Espero que más o menos os hayas hecho una idea y que le deis una oportunidad al disco, que podeis bajaros aquí: http://www.megaupload.com/es/?d=Y3QGM7I7
Sólo me queda colgaros el clip de Space Oddity y esperar que la magia haga el resto.




4 Comments:

Anonymous Mmaa!! said...

Un recomendación fílmica para los profanos en el mundo Bowie: Velvet Goldmine .Es una libre interpretación de Todd Haynes (sin aprobación oficial del interesado) de los inicios del artista, pero resulta bastante interesante. También aparecen Iggy Pop (Ewan McGregor) y Lou Reed, pero con otros nombres claro.

miércoles, 20 de diciembre de 2006, 11:50:00 CET  
Anonymous Anónimo said...

Muy Grande el Duque...

esta es una de mis canciones favoritas

miércoles, 20 de diciembre de 2006, 19:10:00 CET  
Anonymous Anónimo said...

pues a mi ese disco me parece un pedazo de mierda, a no ser por LA CANCIÓN... para mi gusto, lo bueno vino con Hunky Dory...

buena, la comparación vampírica bowie-madonna... y desde luego, lo del Lady Blue no tiene nombre, bunbury entonces iba de estrella cabaretera del rock glam berlinés, un rollete bowie entre ziggy y Low... y parece que en este país nadie se dio cuenta del plagio

jueves, 21 de diciembre de 2006, 0:33:00 CET  
Blogger DumDumBoy said...

Yo también pienso que lo bueno llegó con Hunky Dory, pero a mi el Space Oddity me mola bastante, me gusta más que The Man Who Sold The World. Aunque lo cierto es que está muy por debajo de sus obras maestras.
A mi Lady Blue siempre me pareció un cruce entre Starman y Space Oddity tan evidente que entra dentro de los plagios/homenaje, donde el artista se exime de toda responsabilidad al dejar las cosas tan claritas.

jueves, 21 de diciembre de 2006, 1:05:00 CET  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.