martes, noviembre 6

ELECRIC SIX: puro enterteinment


El miércoles pasado en lugar de largarme para mi ciudad que fue lo que hizo todo el mundo dedici pasar el puente en Barcelona y que mejor manera de empezar las vacaciones que con un concierto de Electric Six! sobre las 8:30 entramos a la sala Bikini, que debo decir que es un lugar increiblemente bueno para presenciar un concierto. Para nuestra sorpresa nos encontramos con un grupo telonero de los cuales no recuerdo el nombre. Lucían atuendos rockeros de diseño, es decir mucho de Strokes & co y poco de Bon Scott. La música no estaba mal, pero la verdad es que preferíamos bebernos unas cañas que escuchar pseudo rock-fashion anglosajón. Precisamente uno de los grandes inconvenientes de la sala Bikini es que los precios por la bebida son un atraco a mano armada. 4,50€ por un miserable vaso de plastico (estilo botellon) de cerveza! El hecho de que no se pudiera fumar en la sala no ayudaba mucho, así que seguimos pagando por beber esa miseria. En un momento dado decidi que no iba a darles ni un duro más y me fui a los baños a tabaquear un poco.
Gracias a dios Electric six aparecieron a escena sin casi dejar descanso y salieron a matar con uno de sus grandes himnos, Dance Comander, una canción llena de garra perfecta para abrir un show, a la que siguió uno clásico reciente, I buy the drugs. Con semejante inicio tenía la sensación de que iba a presenciar un concierto genial, pero la vredad es que durante la parte intermedia la banda perdió fuelle y se quedó en un buen concierto sin más. El frontman del grupo, Dick Valentine, ademas de ser un personaje bastante peculiar, es un tipo graciosísimo, hace muy buenos speech y canta realmente bien, pero la verdad es que eché de menos la faceta más alocada que nos muestra en los geniales videoclips de la banda. Gran parte del repertorio se centró en el nuevo álbum, que está bastante bien, pero bien es cierto que la gente lo que queriía escuchar eran los temas de su archiconocido debút (fire). Así pues los temas mas celebrados de toda la velada fueron los mega hits Gay Bar y la absolutamente genial Danger! High voltage que puso toda la sala patas arriba. Mención especial para She's White, uno de mis temas favoritos del grupo que contó con el apoyo de toda la sala en los coros.
El apunte más negativo para mi fue la propia banda, que era bastante impersonal. El protagonismo absoluto era para Dick Valentine, cosa que no me desagrada, pero bueno, a veces también mola fijarse en algun otro miembro que tenga carisma (en este caso ninguno).
Otro apunte negativo es que no tocaron la fantástica versión de Queen, Radio Ga Ga (joder, tenía ganas de ver otra vez aquello de los brazos en alto y las palmas!)
En fín, estos apuntes negativos no fueron nada comparados al monumental cabreo que cogí cuando me entere de que el concierto de Tesla era el sábado. Me enteré justo el mismo día de la actuación y gracias a la puta sala Bikini y sus cervezas me di cuenta de que no tenía dinero. Me gustan mucho Electric Six, pero Tesla son palabras mayores. Otra vez que vaya a un concierto me miraré la agenda de toda la semana para que no me vuelva a pasar, porque sin duda fue bastante frustrante tener a Tesla en tu ciudad y saber que te lo vas a perder.
Como regalo, el fantastico video de Radio GaGa con Dick Valentine como el fantasma de Freddie Mercury. Impagable.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.