miércoles, marzo 18

¿La cuestión humana?

Ayer fui al Cineclub y vi la , muy probablemente, peli más aburrida de la historia. De pretencioso título La Cuestión Humana consiste simple y llanamente en un ladrillazo de proporciones mastodónticas.
Como si os atizasen con un tomo de la Larousse en la cabeza. Os aviso porque soy majo y para que no os pase lo mismo a vosotros, mis pequeños drugos. Los Secuestradores de Iones somos gente despreciable, egocéntrica, arrogante y altanera... pero si algo no se puede negar es que nos preocupamos por nuestros lectores.
En cierto modo es razonable, apreciamos mogollón que hinchéis nuestro ego leyendo las subnormalidades que nos pasan por la cabeza, es obvio que tenemos que cuidar de vosotros en la medida en que nos sea posible!
Pues eso, es por esto que si este título aparece en vuestras vidas... algo malo pasa, queridos niños. Quizá estáis frecuentando círculos o ambientes que no os convienen en absoluto. Se trata de ese tipo de cinta que hay que destruir si la véis por allí, en un videoclub o en la biblioteca... como si se tratase de la peli esa de The Sign, que si la ves te mueres. No os preocupéis porque os echen la bronca o os pongan una multa. Estaréis haciendo un bien por la gente sana y maja.
Otra premisa: si un amigo vuestro os la recomienda vosotros sonreídle y seguidle la corriente, pero debéis borrar su móvil en el momento en que desaparezca de vuestra vista.
Es lo mejor, hacedme caso, porque ante tal situación existen tres posibilidades:
·La más probable es que quiera dárselas de intelectual y os la recomiende sin haberla visto... en ese caso (el más light de los tres) el tipo es un fantoche, y si sois lectores de este blog no os merecéis amigos así, a la mierda su número.
·La segunda posibilidad es que sí que la haya visto y os quiera hacer una putada, ni que decir tiene que semejante mezquindad merece que lo eliminéis de vuestra lista de amistades...
·Y el tercer caso (y el más flagrante a mi juicio) es que de verdad le haya molado la peli. Si es éste el caso que nos ocupa no sólo debemos borrar su móvil, sino de cambiarnos de acera cuando le veamos, porque es un tipo muy gilipollas, muy peligroso, o ambas.
Los lectores avispados ya os habréis dado cuenta de que todo esto que he escrito hasta ahora se puede resumir en unas pocas palabras "Lorenzombie fue ayer al cine y no le gustó la peli"... efectivamente, tenéis toda la razón del mundo. Qué le vamos a hacer.
En el fondo (y en la forma) me lo merezco.
Porque uno cuando va al Cineclub, a la filmoteca y a este tipo de sitios de mala catadura ya sabe a qué se atiene... saludas al portero como si lo conocieses de toda la vida (hay que demostrar lo típico que eres del lugar, los novatos no están bien vistos), alcanzas tu asiento rodeado de hombres con abrigos de tres cuartos, bufandas de lo más trendy, americanas de pana con coderas, gafas de pasta (por supuesto), alopecias precoces o canas en las sienes, y mujeres que fuman (!), tienen opiniones y llevan camisetas de rayas. Horreur.
La verdad es que ya sabes muchas cosas cuando entras por la puerta, en concreto las más obvias son estas dos: No vas a comer palomitas durante la peli, ni a escuchar eructos de adolescentes desde el gallinero.
Desde luego es una lástima para gente como nosotros, siempre me he sentido más cómodo entre adolescentes descerebrados y hormonados que entre puretas e intelectuales o adultos precoces, pero oye, si quiero ver buenas pelis en pantalla grande tengo que morir al palo!
Por eso suelo entrar por el acceso a la parte alta de las butacas, cuando la peli está a punto de empezar y las luces se apagan. Huyo de todas esas miradas llenas de madurez, responsabilidad e hipotecas. Es jodido porque siempre pisas a alguien, o le haces levantar... y porque cuando eliges tu sitio y clavas tus posaderas en él, sientes como se hunden en tu carne las encendidas miradas de los que tienes al lado, como cuchillos al rojo que calcinan tu dermis. Ellos pensaban que a estas alturas ese sitio ya quedaría libre, y su intimidad (por ende) a buen recaudo. Craso error, aquí he llegado yo y me pienso quedar.
Así como en un cine comercial me gusta ponerme en el pasillo, centrado para ver bien la peli, en el cineclú me busco una ubicación que tenga un camino despejado a la salida , fundamentalmente por dos razones... (1)para huir al final de la peli durante los créditos (supuestamente de obligada revisión en este tipo de ambientes)y así no tener que pararme a saludar a nadie,ni comentar la peli o (2)para largarme de allí si la peli es un ladrillo horroroso (cosa que también suele suceder en este tipo de ambientes).
Debo decir, que ayer, a pesar de todo, aguanté la peli hasta el final. Ibamos varios y nadie se movía por respeto a los demás pero después todos confesamos con nuestra miradas y comentarios que nos hubiésemos ido... y parece que el 90% de la sala pensaba lo mismo. La aparición de los títulos de crédito fue un alivio para todos. El cineclub de nuestra pequeña aldea no está tan lleno de topicazos como he explicado antes... pero es que así es más gracioso.
Anécdota final, de obligada lectura:
Una vez finalizada la obra maestra del sopor me dirigí raudo a los baños para hacer una urgente descarga de aguas menores. Me alivié como nunca en los ultramodernos urinarios de teatro pero de repente mi satisfacción se tornó turbación ya que no encontraba la cadena por ningún lado, estuve un buen rato buscando o intentando activar el maldito mecanismo... tras un largo rato infructuoso, y embarazoso (los que me conocéis ya sabéis lo apocado que soy, y lo mal que lo paso en estas situaciones)... ya desesperado, y convencido de que no iba a encontrar solución al problema decidí irme y dejar allí, mis dorados orines estancados en aquellos baños tan pulcros. Por supuesto, todo quedó en una desazón absurda... el resúmen de mi vida: hay una célula fotoeléctrica que en cuanto te apartas del meadero, activa el chorro de agua limpiadora...
Yo creo que lo hacen para que te sientas tonto, en fin... cosas veredes, amigo Sancho.

10 Comments:

Anonymous landini said...

amigo loro mi comentario no tiene nada que ver con tu aburrida peli,
pero mra el enlace que tienes a mi fotolog que te dedico esa foto
saludos desde el pais de los seres mas graciosos que habitan este planeta!!!!!!!

jueves, 19 de marzo de 2009, 5:34:00 CET  
Anonymous lorenzombie said...

jeje, ya lo he visto! eres el mejor. Y punto.

jueves, 19 de marzo de 2009, 12:42:00 CET  
Anonymous Anónimo said...

y te quejas de toston? has mirado tu articulo?
podias haber pueesto alguna imagen o algo cacho perro jajaja

anyway loren crack

jueves, 19 de marzo de 2009, 16:24:00 CET  
Anonymous O zamueco said...

Lo despéctivo con los gafa pastas, bufandas trendy y americanas de pana vale, pero ¿que pasa con los alopécicos precoces?.
D: Tirar de la cadena (tanto en el hogar como fuera de el) es de perdedores.

jueves, 19 de marzo de 2009, 22:54:00 CET  
Anonymous lorenzombie said...

Tienes toda la razón, o (oh!) Zamueco, tanto tirar de la cadena, como trabajar, como los condones son cosas de losers.

viernes, 20 de marzo de 2009, 16:28:00 CET  
Blogger kar said...

esas cosas sólo están justificadas cuando quien te convence de ir a tales antros es una amiga con posibilidades de beneficiarte luego... grandísima entrada,amigo, ya conoces mi querencia a esas pequeñas miserias humanas del día a día.

sábado, 21 de marzo de 2009, 10:00:00 CET  
Anonymous lorenzombie said...

la verdad es que se trata de un Kar-way-post.

sábado, 21 de marzo de 2009, 15:20:00 CET  
Anonymous Anónimo said...

gran entrada,co

domingo, 22 de marzo de 2009, 15:27:00 CET  
Anonymous Anónimo said...

jajajaja este articulo es lo más grande que habeis escrito en meses

kraks

lunes, 23 de marzo de 2009, 15:45:00 CET  
Anonymous lorenzombie said...

muchas gracias majos

lunes, 23 de marzo de 2009, 16:09:00 CET  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.