viernes, junio 29

AZKENA ROCK FESTIVAL 2012




Se que llega tarde la crónica, pero entre exámenes y la primera parte del mini tour veraniego de Amorica simplemente no puedo con todo.
El azkena de este año venía lastrado en gran parte por la caída de cartel de Black Sabbath, y muchos vaticinaban una de las ediciones más flojas del festival. Nada más lejos de la realidad, porque puedo asegurar que hubo muy pocas decepciones, grandes sorpresas y casi todas las bandas cumplieron con creces.

JUEVES:

Empezamos mal. Una indigestión de la cena del día anterior por poco me deja KO y no sabéis lo que sufrí en la combinación de autobuses hasta llegar a Vitoria. Un viaje para olvidar… pero una vez en Mendizabala a duras penas clavé la tienda de campaña y me fui directo al bar más cercano a tomar coca cola para estabilizar mi estómago de una vez por todas.
Cuando volví a ser persona me encontré con Nacho de Wasteland & Co y ni que decir que fue una excelente compañía para disfrutar de los primeros shows del festival.
Vimos el final de Blue Oyster Cult que no estuvo mal y tocaron el famoso hit del “cowbell” (Don’t Fear) The Raper que hizo las delicias de los “no-fans” como yo.
Lo más interesante a priori del primer día era Twisted Sister y me alegra decir que hicieron un gran concierto. Con una entrega descomunal por parte de Dee Snider y un repertorio plagado de clásicos como Stay Hungry, The Price, I Wanna Rock o la archiconocida We’re Not Gonna Take It que tuvo el momento más cómico del festival cuando Dee nos pregunto: “Ahora en serio, cuantos de vosotros estabais cantando “Huevos con Aceite”?” y decidieron hacer un bis del estribillo cantando literalmente “Huevos con Aceite” con el público totalmente entregado.
Después fuimos a ver a Graveyard al escenario pequeño y sin duda se convirtieron por derecho propio en los primeros triunfadores del festival. Su rock setentero pesado con toques stoner caló perfectamente y dieron un show demoledor.
La gente tenía muchas ganas de fiesta y Status Quo fueron tremendos en ese aspecto, la gente lo pasó tremendamente bien y en su honor decir que durante el celebérrimo Rockin’ all Over The World consiguieron que todas las personas que poblaban el festival se pusiesen a bailar.
Siendo sincero, debo decir que Status Quo no me gustan. Pero disfrute de forma nostálgica de unos cuantos temas que sonaban en el bar oscense que regentábamos durante nuestros años mozos.
También sonó In The Army, ese hit tan horrible que odio profundamente, pero la verdad es que el balance fue positivo.
Para Pentagram ya estaba tan cansado que solo tuve valor de ver el principio y me gustó bastante.  Mención especial para el cantante Bobby Liebling que compitió con Ozzy para ver quien tenía el estado de forma física más lamentable del festival.

VIERNES

El viernes me levanté temprano y me fui a la plaza de la virgen blanca a hacer un poco de turismo. A las 13:00h tocaba gratis el soulman Charles Bradley y era una cita que no nos podíamos perder.

Bajo el agobiante sol de la Virgen Blanca, Mr. Bradley hizo gala de su exuberante voz, a la altura de los grandes soulman clásicos y con una actitud explosiva heredada de James Brown.

Al terminar el concierto, llegó Mr. Javi Puyuelo que se había perdido la primera jornada y nos encaminamos hacia el festival para ver a uno de los grandes: Rich Robinson

El hermanísimo hizo un concierto con mucha clase, muy sobrio repasando los temas de su reciente nuevo álbum además de regalarnos versiones de la Velvet Underground o el Cinammon Girl de Neil Young.
Como de costumbre, el pequeño de los Robinson se mostró extremadamente frío en escena, pero solamente tipos como él pueden hacer gala de esa actitud sin resultar cargantes o aburridos.

La siguiente parada eran los Black Label Society del gran Zakk Wylde a los que no prestamos mucha atención, supongo que porque no era el momento de disfrutar una intensa velada metalera. Además se cascó un solo de más de 9 minutos! Que con todos mis respetos, en un show de una hora se hace un poco difícil de soportar. De todas maneras, las impresiones generales para el público fueron muy buenas.

Con Ozzy y The Mars Volta llegaron los momentos polémicos del festival.

Ozzy hizo un show muy digno dentro de sus limitaciones y salió con un repertorio matador desde el primer momento (Bark At The Moon, Mr. Crowley, Suicide Solution…) y consiguió tener buen feeling con la audiencia.
Bajo mi punto de vista, lo más flojo de su show fue (dejando un lado su estado vocal y físico) el guitarrista Gus G. que es incomparable a maestros como Randy Rhoads o el propio Zakk Wylde, que hizo una memorable aparición durante Crazy Train con un solo espectacular.
Los momentos Sabbath estuvieron muy bien, justificados con la presencia de Geezer Bulter, pero quizás la banda sonaba demasiado heavy metal en las interpretaciones de grandes clásicos como Iron Man o Paranoid. De todas maneras fue altamente disfrutable para un servidor y muchos cumplimos el sueño de ver por fin en escena a toda una leyenda como el Madman.

Lo de The Mars Volta fue sencillamente espectacular. Hicieron un show desquiciado, en el que no buscaron conectar con el público en ningún momento. Simplemente fue un derroche de exhibición sonora y espectacularidad escénica, con Omar y Cedric dando un show de otro planeta que se basó casi exclusivamente en el último disco de la banda, Noctourniquet.

Fue delirante ver como el escenario principal se vació casi a la mitad durante la actuación de los de El Paso. Muchos no entendieron nada y otros nos dejamos llevar y disfrutamos mucho de un concierto, que si… tirando al final se hizo un poco pesado (por lo menos para mí) pero se saldó con una interpretación estratosférica de ese clásico moderno que es The Widow. Un momento tan intenso que puedo colocarlo entre las grandes experiencias en directo de toda mi vida.

Como fin de fiesta, Danko Jones hizo un show directo y macarra en el que me gustaron especialmente los temas de su último disco como I Think bad Thoughts.

SABADO

El sábado era el gran día. El público mayoritariamente iba a ver a Lynyrd Skynyrd, pero también había mucha expectación para ver la confirmación de My Morning Jacket como la banda de rock más espectacular de la actualidad.

Comenzamos el día con el show del dúo North Misisippi Allstars y de primeras nos quedamos boquiabiertos! Los hermanos Dickinson se ganaron a cada persona que se paró a verlos con un blues rock directo y juguetón. Luther además de hacer gala de su simpatía dio todo un recital demostrando que hoy en día tiene pocos rivales con la guitarra. Posiblemente fueron la revelación del Azkena 2012.

Y llegó uno de los momentos que más esperaba de todo el festival: M. Ward
Tenía mis dudas si un tipo como M. Ward podía ofrecer un show en un festival a media tarde, teniendo en cuenta que su folk rock denso e introspectivo no casa muy bien en este tipo de eventos. El tipo sin duda, sabía donde se metía y ofreció su faceta más rockera y directa en un show absolutamente memorable.
Con actitud distante pero con un carisma arrollador, M. Ward escondido tras sus oscuras gafas, salió a triunfar y… vaya si lo hizo! De forma muy temprana cayeron joyas como Magic Trick, I Get Ideas, Me & My Shadow, la infecciosa To Save Me (uno de mis momentos favoritos), la glammy Nobody Like You, el pop 60’s de Primitive Girl, la lección de estilo que nos dio en Fisher Of Men confirmando que como guitarrista también tiene un talento especial, la espectacular Requiem, la bella Chinese Translation o las increíbles versiones de Buddy Holly (aceleradísima Rave On) y la gloriosa To Go Home de Daniel Johnston.

Por si fuese poco se despidió con Roll Over Beethoven de Chuck Berry dejando a fans y no tan fans con una sensación de triunfo que se recordará en posteriores ediciones.

No eché de menos ni la voz de la querida Zooey Deschanel (tocó hasta 4 temas en los que participa ella) ni que apareciese su gran amigo Jim James de MMJ en Chinese Translation o Magic Trick, aunque la verdad es que hubiera sido bonito verles juntos.


Espectacular M. Ward con su intro a Fisher Of Men

Lo de Skynyrd fue apoteósico también. Tenían ganado al público desde la primera nota de Working For the MCA, y fueron cayendo clásico tras clásico ( I Ain’t The One, That Smell o la festividad de Gimme Three Steps), pero si hay que quedarse con un momento de toda la actuación probablemente fue el himno Simple Man y por supuesto Free Bird que puso punto y final a una actuación lamentablemente cortísima para un cabeza de cartel pero que dejó al público completamente eufórico.
Mención aparte para el guitarrista Rickey Medlocke y el bajista Johnny Colt (Black Crowes) que junto a Gary Rossington y el hermano Johnny Van Zant conforman una superbanda muy legítima.


Simple Man

Y llegamos al que para mí fue el mejor concierto del festival: My Morning Jacket
En los últimos meses, MMJ han pasado a convertirse en una de mis bandas favoritas y tenía unas ganas realmente grandes de ver lo que podían ofrecer en directo. De hecho, a juzgar por su doble live álbum Okonokos, la banda de Jim James es incluso mejor en directo que en sus grabaciones y eso daba un morbo tremendo por ver de lo que eran capaces.

Y qué decir… MMJ hicieron el concierto basado en medio tiempos más intenso que he visto en mi vida. Un espectacular inicio con Lay Low del magnífico Z, dio pasó a la inmensa One Big Holiday. Aseguro que se me saltaban las lágrimas con lo que estaba viendo. Una entrega y una fuerza espectaculares se daban la mano con pasajes celestiales y un Jim James pletórico en todos los sentidos coronándose como el nuevo mesías del rock americano. Nadie puede hacerle sombra a este genio, es de otra galaxia!
Hubo repaso al fantástico nuevo álbum Circuital con Holdin’ On Black Metal (apoteósica), la atmosférica Victory Dance o el tema título con el que directamente tocamos el cielo.
Momentos épicos como Gideon elevaban aun más la intensidad y Smokin For Shooting con un fantástico pedal steel nos trajo la más hermosa emotividad.
Mención especial para los 13 minutos de un exuberante Dondante que acabo con Jim dando la réplica al saxo en una jam espectacular.
Para el final, escuchamos la angelical Wordless Chorus y nos acabaron de rematar con la melodía de Mageetah. SOBRESALIENTE es poco decir.


One Big Holiday! Para mí el mejor momento del festival

El final del festival llegó con The Darkness con la dura papeleta de salir tras 4 actuaciones realmente memorables y me alegra decir que estuvieron a la altura. Hicieron un show de estadio tremendo con un Justin realmente inspirado y cayeron los mejores temas de Permission to Land con un breve recuerdo a One Way Ticket To Hell y un par de temas nuevos  (versión de Radiohead incluida) que no desentonaron.
Cerraron con I Believe In a Thing Called Love (coreadísima) y un Love On the Rocks With No Ice que despejo todas las dudas sobre esta gran banda. Otro sobresaliente.

En fin. El Azkena de este año ha sido una experiencia grandísima, a la altura de las mejores ediciones que he podido presenciar desde 2006 que fue mi primer año como espectador del festival. Y por muchos más!!! Ganas de que sea ya el siguiente.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

gracias, les tengo ganas a my morning jacket, aun ke yo soy mas de despues de comer.. gracias por compartir tu experiencia azkenera. ke grande! y felicidades por el autoacustico!

viernes, 6 de julio de 2012, 4:07:00 CEST  
Anonymous Anónimo said...

Bastante decepcinante este Azkena, muchas bandas del jurasico y otras marcianas que no pegaron ni con cola, otro año será...

miércoles, 11 de julio de 2012, 20:40:00 CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.