miércoles, julio 9

El rey ha muerto

No voy a engañaros. Le perdí la pista. Pero hoy, al leer la noticia en el blog del Capitan, me he quedado helado.
Por que Sergio Algora era uno de los responsables de La costa brava, grupo capital del pop actual. Me gustan, pero ahora yo no estoy por esos lares.
Lo recuerdo mas, y siento por eso (y por todo por supuesto) su fallecimiento esta noche, a los 39 años, mientras dormía, por ese genial grupo que fue El niño gusano. Ahí si era el momento.
El niño gusano me pilló en plena formación de lo que soy hoy, musical y personalmente. El niño gusano era un grupo radical, arriesgado. Que te gustaran te convertía en sospechoso de un snobismo que sin duda en muchos casos estaba allí. En mi caso no. Me gustaban las melodías, auténtica ambrosía pop, me gustaban las letras (absolutamente surrealistas, oníricas)... Aún recuerdo mis primeras visitas a ferias del disco, preguntando en los puestos por El niño gusano, cuando la música todavía era arriesgada.
Por todo eso, descansa en paz Sergio. Y gracias por la parte que me toca.

2 Comments:

Blogger lorenZombie said...

J engrosando su sección de necrologicas. Que tal Ikkyu, te mola?

miércoles, 9 de julio de 2008, 23:15:00 CEST  
Blogger DumDumBoy said...

Nunca he escuchado más alla de un tema o dos del Niño Gusano. Lo que si me molaba eran alguna de sus portadas. Hechas por Oscar Sanmartín que es un crack. Aún me acuerdo de una exposición suya de dioramas en el matadero. Cojonuda.

Me acuerdo de Sergio Algora de verlo por la FNAC donde trabajaba, descanse en paz.

jueves, 10 de julio de 2008, 9:14:00 CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.