miércoles, diciembre 1

Anxl's Favourites: The Clash (London Calling)


Últimamente en mi reproductor no paran de sonar las discografías de The Clash y The Rolling Stones.
El caso de The Clash es curioso, su visión primitiva del punk me resultaba bastante inferior a la de los Sex Pistols o Ramones, pero conforme me fui sumergiendo en su discografía encontré tantos matices, tantos estilos y tanto talento que quedé completamente enamorado del legado de Strummer, Jones, Simonon y Headon.

London Calling es el prototipo de disco perfecto que siempre he deseado hacer. Un autentico collage de influencias, estilos e intrumentación transformado en unas canciones redondas en todos los sentidos.
Al principio no me gustó demasiado pero fue tener el disco original y degustarlo como el buen vino (que se dice) hasta que me cautivó completamente y pasó a ser uno de mis discos de cabecera hoy en día.

Lo primero que me viene a la cabeza al escuchar London Calling es el "geiser" de ideas que era Joe Strummer. Un músico tremendamente mediocre que supo como llevar a un nivel superior su carencia técnica y llegar a ofrecer interpretaciones absolutamente memorables sin poseer tan siquiera una voz interesante (Mick Jones técnicamente le da mil vueltas tanto en la guitarra como en la voz).
London Calling es también el perfecto ejempo de como plasmar esas "ideas del músico" en los surcos de un álbum. Un trabajo de estudio y de arreglos tan abrumador que incluso hoy en día debería servir de referencia para cualquier músico y compositor y por qué no, también una respuesta a todos los virtuosos de los instrumentos que jamás llegarían a acercarse a composiciones de este calibre.

Un himno como London Calling (canción) ya era toda una declaración de intenciones nada comenzar el álbum. Era una continuación y puesta a punto del punk "elaborado" y revindicativo que había desarrollado The Clash en su anterior obra maestra Give 'em Enough Rope. Un canción ruda y oscura que se ateve a jugar con los ritmos jamaicanos que tanto gustaban a Strummer. La atmosfera conseguida a base de reverbs, arreglos de guitarra al reves y esas líneas legendarias de bajo es directamente uno de los hitos de la historia de la música reciente.



London Calling!!

Jugaban The Clash a ser los Beatles del punk? No lo sé, pero sin duda London Calling está mucho más cerca de un White Album que de un Nevermind The bollocks.

Brand New Cadillac, hace que The Clash sigan sonando rudos y convierten este blues del '58 en una pìeza caótica de surf punk áltamente adictiva.

Los sonidos de New Orleans, con su festividad y su melancolía se hacen presentes en una de las favoritas del público, Jimmy Jazz.

El rockabilly muta en punk enérgico en Hateful. Una de mis 3 o 4 favoritas de la banda en toda su carrera. El perfecto ejemplo de la simplicidad convertida en una canción perfecta llena de matices y arreglos. Las réplicas en forma de licks guitarreros y coros de Mick Jones son memorables.



Hateful, una de mis favoritas!

Rudie Can't Fail transporta el estilo de Buddy Holly al mundo reagge y bluesero. Una de esas canciones que invitan a bailar y a esbozar una sonrisa. Y un trabajo de producción que acojona troncos.



Rudie!!!

Spanish Bombs es de sobras conocida en nuestro país por su letra en spanglish. Un standart 60's con una base rítmica sólida y dura como una piedra.
esta canción sobre la guerra civil española puede llegar a tocar la fibra sensible, y es que el trabajo de Mick Jones sobre sale en todo momento complementando la composición de Strummer, quien canta con una voz apagada ( por ello es crucial la aportación sentimental de Jones).



Spanish Bombs

The Right Profile continúa con esa mezcla de blues, rock y arreglos de lo más juguetón. En este momento nos damos cuenta que la aportación de la sección de viento en el disco es crucial para el gran resultado.

Y llegamos a la primera composición innovadora, Lost in the Supermarket, en la que intuímos ya la llegada de la new wave en su esplendor. Jones aparece como cantante por primera vez en el disco. Esta pieza tan poppie y nostálgica sirve como perfecto contrapunto en la primera parte del álbum.

Clampdown sigue la tónica new wave al principio para desmarcarse como uno de los temás que más recuerdan a la primera faceta punk del grupo.

The Guns Of Brxton presenta a Paul Simonon como cantante y vuelve a traernos los ritmos jamaicanos, que continúan en Wrong 'em Boyo de la que destacamos la intro tan New Orleans y el ska festivo del desarrollo de la canción. Es la primera vez que The Clash aceleran el reagge que tanto les guta para regalar una de las mejores canciones de ska que se ha compuesto jamás.



new orleans y el ska se dan la mano en Wrong 'em Boyo

Death Or Glory es otra de las grandes, un himno rockero con mestizaje en un puente que sirvge únicamente para marcar si cabe más ese enorme estribillo que debería ser de aprendizaje obligado en todas las escuelas.

Koka Kola sigue la línea de guitarras duras trazada por Death Or Glory, pero con un toque pop en ciertos pasajes.
The Card Chest supone un muro de sonido para otra canción llena de sentimiento con vocación de himno que ejecuta Mick Jones. Aquí encontramos toda una orquestación para llevar a cabo el wall of sound del tema.

Lover's Rock devuelve el toque happy. Otra composición simple plagada de arreglos e incluso un bonito solo de guitarra.



El himno Death Or Glory

Four Horsemen devuelve la energía de mano de Strummer, pero en I'm Not Down es Jones quien sigue con ese misma energía envuelta en aires bailables.

Revolution Rock es la última mirada a Jamaica que tan sólo funciona como aperitivo para el apoteósico final que es Train In Vain, el gran clásico del disco junto al tema título.

En la primera edición ni siquiera se acredito la canción porque Mick Jones la compuso justo al final de la grabación cuando ya estaban impresos las carpetas del los álbumes. La canción tuvo un gran impacto como tema oculto y los fans comenzaron a conocerla como Stand By Me (incluso hoy en día mucha gente la llama así).
Es el perfecto cierre melancólico festivo que pedía el disco y llama la atención de nuevo la simplicidad de la compisición basada tan sólo en un riff reconocible.



Train In Vain traducida, una de las mejores canciones de la historia sin duda

Como podéis ver en el análisis de las canciones se trata de un disco variado pero enfocado a 3 estilos dominantes (Rock , Reagge, blues) con sus respectivos toques pop. Una delicia absoluta para cualquier amante de la música.



LONDON CALLING

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.