sábado, noviembre 20

Los Secuestradores de Iones. El origen (capítulo I)

Podeís llamarme Lorenzombie. Hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana intenté comentar en una especie de web que se había hecho un amigo... esa cosa extraña y nueva se llamaba blog, y mi amigo se llamaba Lillo.

Debido a la torpeza de la que hacemos gala los neofitos, en lugar darme de alta como usuario para comentar alguna palabra de apoyo, me vi sumergido en la creación de un blog. Demonios, el asunto parecía fácil, y de lo más emocionante.

Tenía claro que el mundo se merecía poder leer todas las cosas que me pasaban por la cabeza, para ustedes sería una injusticia terrible no ser iluminados con las trascendentes opiniones que bullían en mi cerebro cada vez que veía, escuchaba o leía cualquier chorrada. Había leído aquel día varios de los blogs oscenses que en ese momento empezaban sus andaduras, y que pronto vivirían la efervescencia de lo que se llamó la blogsfera oscense, capitaneada (nunca mejor dicho) por el blog del Capitan Lillo y por éste mismo... y pensé que no tenía mucho sentido tener un arma de difusión como ésta y limitarme al mundo de Huesca, aunque obviamente estaría presente. Mi blog, afortunadamente para todos vosotros, sería algo tan exageradamente personal, que trascendería en mundial, que digo mundial... universal! La otra premisa que puse fue que jamás en la vida pondría un anuncio en mi blog. Más adelante llegaron las tentaciones, pero mi pulso fue firme en ese aspecto.
Tenía clara mi vocación mesiánica humanística y altruísta, les sacaría a todos ustedes de su ignorancia. Tenía una misión y un credo que era lo más importante de todo. Pero pronto vino la primera duda: ¿Cómo demonios llamo a la página?

Ésta es sin duda la pregunta que más lectores me han hecho a lo largo de estos años ¿que diantres significa el título? No se trata de ningún secreto que esconda ninguna de mis filias infantiles o alguna ruptura sentimental desgarradora ni nada de eso. Lamento decepcionaros, cerdos morbosos.
En aquel momento me invadió la inquietud ¿Qué título podría resumir mis inquietudes? Y teniéndo en cuenta éstas ¿qué podría sonar menos ridículo? La elección sin duda, no era nada fácil, y (también sin duda) traería graves consecuencias de resultar errónea. Un buen nombre era un asunto, pues, de crucial importancia. Como siempre en mi vida ante este tipo de decisiones trascendentes opté por la vía más ridícula y que me llevase menos quebraderos de cabeza. Así me va.
Miré a mi derecha, y encontré los apuntes de química de Restauración y Conservación de Arte, que estaba estudiando en aquellas épocas: En el nombre del capítulo estaba la solución.
Los Agentes Quelantes. Los secuestradores de Iones.

En el maravilloso mundo de los disolventes acuosos que se utilizan para la limpieza de las obras de Arte existe este tipo de limpiadores, cuya carácteristica consiste en la capacidad de "robar" iones a la materia que quieres limpiar para que se queden "pegados" al líquido (gelatina) que aplicas, es el llamado agente quelante y que después retiras con la suciedad adherida como si se tratase de un imán. Como si despegases un chicle, con otro chicle.
Todo esto es muy interesante... (no! no lo es!). Pero la verdad es que a mí el nombre me sonó fenómeno desde el primer momento. Como una peli de serie B "Los Secuestradores de Iones" con Vincent Price en el papel de científicoambicioso. Además los lectores o los colaboradores se llamarían "Agentes Quelantes" en plan organización secreta tipo "Electra" o "Cobra".

No hace falta decir que esto último no cuajó, y los colaboradores (de los que se hablará más adelante) fueron conocidos directamente como "los iones". Desde luego el nombre del blog fue el primer gran acierto del currículum. No faltaron las versiones extrañas del nombre como "los ladrones de iones", o "los rescatadores de iones" que aparecían de vez en cuando en las búsquedas de google.Maravilloso asunto (que trataremos también más adelante).

El segundo gran acierto fue el subtítulo, que nunca dejó a nadie indiferente: "lo más importante en la vida es emitir juicios a priori sobre todas las cosas". Extráida del prólogo del magnífico libro de Boris Vian "La espuma de los días" la frase resumía perfectamente la atmósfera arrogante, retórica, pedante y descarada que el blog ha mantenido desde el primer día que apareció en las pantallas.

El día que me dí cuenta de que estábamos haciendo algo grande fue el día que un desconocido me recomendó mi propio blog (cosa que tdespués ambién le pasó a un colaborador). Los Secuestradores de Iones se convirtió en un blog de referencia, primero a nivel local, y después a nivel global. Nacieron enemigos acérrimos y lectores absolutamente insaciables. Que comentaban todo lo comentable. Sufrimos amenazas de denuncias y loas absolutamente onanísticas. Sufrimos plagios, y ejecutamos alguno. Ésta historia se desarrolló de una manera natural y fluída (como youporn) y creció en todas las dimensiones, (como algunas cosas de las que aparecen en youporn) la más obvia en el número de visitas - 435.283 en este mismo instante- y de las más variadas procedencias mundiales... pero también con la aparición de colaboradores que no comentaban, colaboradores que comentaban mucho, y con colaboradores que a veces comentaban y a veces no.

Muchos lectores no dudaron en participar y enviarnos sus artículos para que fueran publicados. Recibíamos (y aún seguimos recibiendo) muchos mails de apoyo, y sugerencias tanto absurdas como geniales.

En fin, así nació este despropósito un 21 de enero de 2006. ¿sabíais que el 90% de los blogs mueren tras la primera entrada? No, no lo sabíais.

Aquí tenéis la primera página (aunque en su momento tuvo otra estética y las fotos no aparecen) de éste, el puto mejor blog de la historia. De nada...

El nacimiento


(continuará)

6 Comments:

Blogger Mamen Moreu said...

jajajaja, a ver si hay una continuación y escribes más a menudo!
Es decir, a ver si estas en vena más a menudo y sigues deleitandonos con tus post, Lorenzombie todopoderoso!

sábado, 20 de noviembre de 2010, 17:25:00 CET  
Blogger lorenZombie said...

asi si.

sábado, 20 de noviembre de 2010, 17:35:00 CET  
Anonymous Seigor said...

Siempre son de agradecer las afirmaciones rotundas: "esta película es cojonuda" o "este grupo es la hostia", y ahorrarse el "yo pienso..." o "para mi...", que es de perdedores, por supuesto.

A cuidarse.

domingo, 21 de noviembre de 2010, 11:57:00 CET  
Blogger HombreRevenido said...

Yo al principio no entendía muy bien de qué iba todo esto. Normal, porque yo nunca he sido muy listo. Hasta que un día, como una revelación, lo entendí todo. Lástima que la clarividencia no duró y aunque siga leyéndoos con sumo interés, sólo veo formas confusas moviéndose.

Qué grande recordar los inicios. Para mí este blog, sin ánimo de echaros más años, es uno de los pioneros. Me encanta saber que el nombre se gestó así, deprisa y corriendo, porque a mí me pasó lo mismo.

Espero la continuación.

lunes, 22 de noviembre de 2010, 0:55:00 CET  
Anonymous The Human Highlight Film said...

Gran post Loren, se te echaba de menos y que mejor que explicar los inicios del mejor blog del mundo.
A seguir con la misma ilusión que al principio (que sé que es difícil) y con más posts Lorenzombie!!

lunes, 22 de noviembre de 2010, 11:41:00 CET  
Blogger manudo said...

Qué grande, conocer los inicios de este blog..Espero la segunda entrega pronto!

1 saludo desde Praga

lunes, 22 de noviembre de 2010, 19:19:00 CET  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.