miércoles, abril 5

Precríticas II " Guns N' Roses - Chinese Democracy"


¿El mejor disco de la historia? Una pregunta de respuesta bastante subjetiva, pero que duda cabe que tras este disco hubo un antes y un después en la historia de la música.
Cuando a mediados de la primera década de 2000 se publicó el álbum los fans de esta legendaria banda llevaban más de diez años esperando la continuación de los también fantásticos Use Your Illusion I & II.
Había habido todo tipo de especulaciones y la mayoria de la gente empezaba a pensar que “el disco más caro de la historia” jamas saldría a la luz. Y no era para menos, se hablaba de un Axl Rose que había perdido la cabeza por completo intentando crear la obra de su vida, regrabando una y otra vez las canciones, contratando y despidiendo músicos a su antojo y probando productor tras productor en lo que se convirtió en un auténtico desfile de personalidades. Se habló de Trent Reznor (cerebro de Nine Inch Nails), de Moby, de Mick Clink (antiguo productor de la banda), de Sean Beavan, de Roy Thomas Backer (el quinto Queen) etc... pero al final el disco lo acabó produciendo el mismo Rose. Casi todos los factores estaban en su contra, la compañía le presionaba por la cantidad ingente de dinero que se había gastado en un proyecto fantasma, los fans apenas confiaban en él, su imagen distaba mucho del sex simbol de finales de los 80 principios de los 90, las canciones que se habían filtrado sólo convencían a unos pocos y el hecho de que fuera él el único miembro original de la banda hacía que la mayoría de la gente no viese con buenos ojos que utilizase el nombre de Guns N’ Roses.
Para comprender el impacto que supuso aquel disco hay que hablar del panorama músical de aquella época, si bien a nivel underground las cosas no estaban tan mal la escena mainstream dejaba mucho que desear, el nu metal de tercera generación se repartía el pastel con patéticos grupos de R&B, rock garage de diseño, boys bands y aquella música tercermundista que denominaron Reaggeton y que copó las listas de éxitos contra todo pronóstico.
Con un panorama tan desolador estaba claro que un solo pedo de Axl Rose podía reventar los charts, pero de lo que estamos hablando es mucho, mucho más que un oasis en un desierto, estamos hablando de una de las obras capitales de la música en general un disco cargado de magia que sacudió todos los cimientos de la industria musical de la época y que cambió el concepto de cómo hacer música para siempre.
El álbum finalmente fue triple, tres heterogéneos CD’s que amalgamaban toda clase de estilos y sonidos, desde el furioso hard rock de Suckerpunched, pasando por la beatleniana Cacher In The Rye, el epicismo de temas que ya se conocían como There Was A Time o Madagascar, piezas avant-garde como Zip it, rock clásico americano (gracias a la colaboración de Izzy Stradlin) en Heart Always Get Killed y Oklahoma devaneos electrónicos pasados por el filtro Rose en temas como Zodiac o Thyme y sobre todo mucha, mucha melancolía herencia directa de la sublime Estranged de los Illusions. No love Reminds, Strange Desease, Leave Me Alone y Something Always nos trasportan a ese uiverso personal de nuestro querido W.A.R., lleno de frustraciones, desamor (casi el 90% de las canciones estan inspiradas en su ex Stephanie Seymour), egomanía y desencanto. Todo un viaje a traves de un espectro de emociones sin igual, de la cólera al llanto, de la melancolía al macarrismo más sleazy, del precioso simplismo de baladas acústicas como This I Love al barroquismo más extravagante de Closing In You o a la disonancia y cacofonía de The General.
Lo que en un principio puede pqarecer un ejercicio de esquizofrenia musical, está llevado con tal brillantez que las canciones encajan perfectamente una tras otra, se conjuntan y complementan a la perfección creando una unidad en la que todo encaja, en definitiva un disco único en todos los géneros, música en estado puro.
Cabe destacar la incluión de Crash Diet, un viejo e inédito tema de los Guns que la nueva formación borda y que hizo las delicias de lodos los antiguos fans, pues el culto que se había formado entorno dicha canción era equiparable al Smile de Brian Wilson.
Su primer single Better, sin ser lo mejor del álbum llegó a ser número uno simultanéo en las tres cuartas partes del globo terráqueo habitado y fue el pistoletazo de salida de uno de los discos más importantes e influyentes de todos los tiempos... ¡¡¡¡Chinese Democracy!!!!

11 Comments:

Anonymous lorenzombie said...

¿shaquille o'neal no rapeaba en algún tema? ¿o eran sólo rumores?

miércoles, 5 de abril de 2006, 11:56:00 CEST  
Blogger DumDumBoy said...

Al final se quedó fuera del disco, pero se incluye entre los extras de la edición Deluxe que editaron hará un par de años.

miércoles, 5 de abril de 2006, 16:03:00 CEST  
Anonymous Anónimo said...

dsafdsa
dfasdf
me cago en la puta madre que la pario joder ostia culo pedo pis zorra que den por el culo roña tas tas

miércoles, 5 de abril de 2006, 21:39:00 CEST  
Blogger anxlsuperstar said...

esto es como una porra, como ya se saben los titulos hay que apostar por si van a ser temas sleazy, en plan estranged, novemver rain o seguiran una linea mas vanguardista.
de las pocas cosas que se es que "the general" es la mejor (o mejor dicho la favorita del grupo segu dizzy) y que "down by the sea" esta escrita por mr izzy stradlin.

para lorenzombie: agregame al messenger para quedar para lo de las entradas txelyzoso@hotmail.com

miércoles, 5 de abril de 2006, 23:38:00 CEST  
Blogger El Capitán Lillo said...

Yo perdí la credivilidad hasta que me vi en la mano con la entrada del mítico concierto del 28 de mayo en Madrid, todo comenzo a cambiar, algo se estaba gestando y ... en efecto, el verano de 2006 cambio la historia de la música para siempre y una vez más Axl estaba alli. Tu descripción del disco la hago mía.
A pesar de los disturbios finales del concierto de Madrid, quedará para el recuerdo ese ¡Fuck Velvet Revolver! que Axl esclamo mientras en el escenario apareció Slash y toda la panda. Vivimos un momento historico, se vieron lágrimas.

jueves, 6 de abril de 2006, 17:09:00 CEST  
Blogger DumDumBoy said...

Cuando salieron Slash y Duff el recinto tembló, sin duda un momento mítico. Aunque yo me quedo con ese emotivo abrazo que se dieron Axl e Izzy cuando salió a tocar con ellos Dust N'Bones.

jueves, 6 de abril de 2006, 17:23:00 CEST  
Blogger kar said...

joder, lo necesitamos como el aire que respiramos... cómo le gusta hacernos sufir!!

jueves, 6 de abril de 2006, 23:40:00 CEST  
Blogger El Capitán Lillo said...

Y que me decís de la unión de Rage Against The Machine para telonear la gira, fue algo que no se repetirá jamas.
Ha, yo vi a Loquillo entre el público.

jueves, 6 de abril de 2006, 23:46:00 CEST  
Blogger DumDumBoy said...

Lo mejor de la reunificación de RATM es que Chris Cornell volvió a reunir a Soundgarden.
Yo también vi a Loquillo iba con Bunbury, Calamaro, Jaime Urrutia y el tipo de Elefantes. lo mejor fue cuando Axl se lanzó al público para zurrarle la badana al Shuarma de los Elefantes mientras gritaba perroflauta con acento yankee o sea "peruoflaucha".

viernes, 7 de abril de 2006, 0:03:00 CEST  
Anonymous lorenzombie said...

"Despite rumors that Velvet Revolver members Slash and Duff McKagan will rejoin Guns N' Roses for a summer tour, the group is actually at work on its sophomore RCA album with an unlikely collaborator: uber hip-hop producer Pharrell Williams."

¿Rumores de una reunión en verano?

domingo, 9 de abril de 2006, 21:32:00 CEST  
Anonymous lorenzombie said...

igual han salido de este blog alguien que entiende mal las cosas, jajaja

lunes, 10 de abril de 2006, 16:37:00 CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.