jueves, agosto 25

Billy Joel


¿Por qué me gusta tanto Billy Joel? Ahora es sencillo contestar: Es buenísimo y punto.



Uptown Girl. Existe una canción pop más irresistible que ésta? no lo creo.

Este adorable borrachín del Bronx lo tiene todo. Es uno de los mayores superventas de la historia, tiene varios nº1 en Billboard, respetado por artistas que van desde Paul McCartney, pasando por Elton John y llegando a nuestro querido Axl Rose.

Billy Joel es ese tipo de artista del que conoces media discografía sin saber que es él! Y no averguenza decir que su carrera se compone de momentos inspiradísimos, como también de material super kitch que es irresistible.

Un tío que saca un discazo homenaje a sus héroes de infacia (James Brown, Frankie Valli, Motown, Doo wap...) como es An Innocent Man merece toda mi atención. Billy Joel es capaz de crear un clásico estilo McCartney como That's The Way You Are, rockear de forma genial con You May be Right o Still Rock N Roll To Me, épica pianística como la revisitadísima Piano Man (que yo diría que es influencia clave en Axl), sonido Phil Spector en Say Goodbye To Hollywood o conseguir un éxito pop '60 como Uptown Girl (la canción favorita de Homer Simpson?) que perfectamente podría haber formado parte de la banda sonora de Grease.



Rockeando como el mejor en You May be Right.

Billy Joel forma parte de mis primeros recuerdos musicales. Cuando yo tenía 4 o 5 años arrasaba la ultra kitch, We Didn't Start The Fire y recuerdo que este hombre estaba hasta en la sopa (ya sabéis que tengo una memoria prodigiosa! It's true!). Por si no fuera poco, en casa teníamos un cutre órgano Casio que tenía como demo That's The Way You Are! Juro que casi lloro cuando descubrí muchos años más tarde que se trataba deuna canción "de verdad" y era de Billy Joel.



La influencia de Macca en That's The Way you Are

El último recuerdo de Billy Joel arrasando se remonta a 1993, cuando empecé con mi efervescencia musical gracias a la Mtv y no paraba de emitirse el videoclip de River Of Dreams.
Tristemente, esta es la última obra en estudio de Billy Joel ya que incomprensiblemente desde entonces se ha limitado a girar en estadios mientras entra y sale de rehabilitación debido a su alcoholismo.



River of Dreams, el útlimo disco en estudio de Billy Joel. Estoy seguro que os acordáis de... "In the middle of the night..."

Se que para muchos de vosotros Billy entra dentro de ese apartado de "placeres inconfesables" pero os puedo asegurar que es uno de los grandes y si no, revisad obras como Glass Houses, The Stranger o Innocent Man que son impresionantes. Paul McCartney invitó hace pocas semanas a Billy a cantar junto a él un par de clásicos de The Beatles en New York... no creo que tenga más que decir.



Premio para el que consiga aprenderse de memoria la letra de We Didn't Start The Fire! Uno de mis primeros recuerdos musicales este tema tan kitch.

El gran estigma de Billy Joel en España han sido las cutre versiones de "El Hombre del Piano" (Piano Man) con las que las que las petardas de Ana Belén y Chenoa (años más tarde) nos amargaron un poco la vida.


Piano Man realmente es una canción impresionante, un clásico entre clásicos.

Como es imposible resumir su carrera aquí, os invito a que veáis los youtubes de todas estas canciones que forman parte de nuestras vidas.



Tell Her About It, el genial homenaje de Joel a la Motown.

Y de regalo podéis ver a su amigo Elton John cantando Uptown Girl.






1 Comments:

Anonymous Ringo Estrella said...

Totalmente de acuerdo, y mi temazo temazo supertemazo de este músico genial es "My life" GRANDE

sábado, 27 de agosto de 2011, 2:50:00 CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.