miércoles, marzo 6

David Bowie - The Next Day (2013)



Y casi por sorpresa llegó el nuevo disco de Bowie.  La verdad es que hacía mucho tiempo que el antaño “Delgado Duque Blanco” no hacía las cosas de una manera tan excitante. Comenzando con su despedida a la francesa que parecía definitiva, pasando por su desaparición de los medios (ni una entrevista) y finalmente llegando a la genial y extraña promoción que está precediendo la salida del álbum. ¡Bowie ha diseñado un plan demasiado inteligente como para ser obviado!  
Una desconcertante portada (Revisión de Heroes con un austero cuadro blanco con el título) que parecía algo provisional o directamente un fake y que ha levantado opiniones de todo tipo. A mí me parece que el concepto es genial, teniendo en cuenta el contexto en plena era de la sobreinformación y del siguiente paso de la posmodernidad (2013!).

Otro gran acierto han sido los singles de adelanto. La preciosa balada Where Are We Now que presentó una letra con la mirada puesta en épocas pasadas (Berlin) y un Bowie que nunca se había presentado tan delicado con una voz tan anciana. Tanto la canción como el videoclip han causado todo tipo de comentarios y opiniones, algo que seguramente ha dejado satisfecho a su creador.


El otro single es The Stars (Are Out Tonight), un bombazo pop para destacar la comercialidad del álbum, con un videoclip posmoderno (muy influenciado por Lynch) a cargo de Floria Sigismondi. The Stars es una canción inteligente, que suena al post-punk que él mismo contribuyó a crear y que ahora practican muchos grupos indies que están de moda. Es como una retroalimentación que Bowie tiene pleno derecho a utilizar cuando le venga en gana.


El concepto musical del disco es una revisión de varias épocas con el punto en común de la producción (memorable) de Tony Visconti.  En cierto modo, esto lo intentaron (a medias) con el anterior y recomendable Reality (desde la promo hasta re-grabaciones), pero ha sido con The Next Day cuando "el camaleón" ha dado completamente en el clavo.

La sombra de álbumes como Scary Monsters y la trilogía Berlinesa (quizás tirando más a la accesibilidad y expresionismo de Lodger) es evidente. Y encontramos la influencia de estos años en temas como el inicial The Next Day o Love Is Lost.

Los sonidos negroides con los que Bowie experimentó en Young Americans y Station To Station están presentes en Boss Of Me y Dirty Boys.

I Rather Be High y If You Can See Me se acercan más a terrenos explorados en los ’90, sobre todo en la segunda con un drum & bass (bastante orgánico por cierto), pero con unas guitarras que recuerdan a Scary Monsters en ambos temas.

El retorno al glam sin duda es en Valentine’s Day, el tema que está destinado a ser quizás el nuevo clásico favorito de los fans. Sigue los patrones de Marc Bolan y recuerda a temas como Starman. La guitarra presente es deliciosa y nos evoca al fallecido Mick Ronson en cada lick. El tono nostálgico de la canción y los coros la elevan a un nivel superior, prácticamente de obra maestra.

Jugando con el tempo de China Girl y elementos del disco Let’s Dance, nos encontramos la adictiva How Does The Grass Grow? con guiño a épocas glam incluido en el estribillo.

No es casualidad que justo antes de How Does… se encuentre un tema como Dancing Out In The Space. Otra maravilla poppie marcada con la batería de Modern Love (Let’s Dance), estribillo juguetón y estrofas marcadas por un ebow a lo Heroes. Imprescindible!

Y llegamos a (You Will) Set The Word On Fire, que es el tema más duro del disco. Con un riff cercano al neo-garage de artistas como Jack White. Es como un guiño a Tin Machine (más duro incluso) obviando sus dos tropiezos de finales de los ’80. Es mucha casualidad que pase de dos temas con reminiscencias de Let’s Dance a uno rockero "in your face".

Y por fin el disco se despide con otro baladón, You Feel So Lonely You Could Die, épica y maravillosa! Con arreglos de cuerda fantásticos, una batería casi de desfile militar en el pre-estribillo, pequeños arpegios de guitarra y protagonismo de un piano para añadir melancolía en ciertos momentos. Y recuerdo a Five Years al final…

Heat cierra el álbum con un tono mucho más inquietante pero igual de calmado. Un acierto dejar ahí la pieza más experimental del disco para volver a comenzar a escuchar el disco en bucle.

En definitiva, un retorno soberbio. No se me ocurre ninguno mejor! La crítica pone el álbum como su mejor disco desde Scary Monsters y yo estoy de acuerdo. De hecho me gusta más que ciertos álbumes clásicos que no voy a comentar y estoy seguro que con el tiempo, este disco será considerado uno de ellos, sobre todo, si Bowie se despide definitivamente con este disco.

PD: Si te gusta esta entrada visita el bandcamp de mi banda! http://amorica.bandcamp.com/

1 Comments:

Blogger Buonaplata said...

Excelente análisis, el disco es sensacional, de notable alto por lo menos. La verdad es que esa voz de anciano en el primer single me hacía tener cierto temor, pero "The Stars (Are Out Tonight)" me pareció una maravilla a la altura de sus grandes clásicos, y el resto del disco confirma los mejores augurios.
Gran sonido, gran producción, muchos guiños a su trayectoria, empezando por la portada más "arty" del año,y grandísimas canciones. Y, me parece detectar, cierto aire crepuscular...

lunes, 1 de abril de 2013, 1:17:00 CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.