jueves, octubre 4

Green Day - Uno (2012)



La trilogía de álbumes de Green Day va a ser sin lugar a dudas uno de los acontecimientos de la temporada de novedades discográficas a nivel mainstream.
Conozco a Green Day de toda la vida, desde que emitieron sin parar Basket Case en la MTV en el lejano '94, pero nunca he sido lo que se dice un gran fan de esta banda.

Por aquella época, siendo un tierno niño de 8 o 9 años no me parecían gran cosa aunque disfrutaba bastante con la canción When I Come Around pero llegué incluso a cogerles manía por convertirse en el grupo de moda.
Es curioso, pero un disco como Smash de The Offspring me voló la cabeza en todos los sentidos y no llegué a conectar a un gran nivel con discos como Dookie, Insomniac o Nimrod. Ahora han pasado décadas y The Offspring se revelaron como una banda de mierda, mientras que Green Day han seguido una trayectoria bastante interesante a nivel musical y siguen grabando canciones realmente buenas.

Fue con su "opera punk rock" American Idiot cuando captaron de verdad mi atención. Y de nuevo vuelve a ser raro porque ya ni siquiera me pilló en la edad del pavo, pero es que el disco era realmente bueno!

Esta vez vuelven con Uno, el primero de los tres discos que editarán en los próximos meses, y se nota una vuelta a esas canciones ramonianas de 3 minutos que captaron a las generaciones pre-American Idiot, pero con una mirada puesta en el power pop clásico.
De esta manera digamos que Uno viene a ser un Ramones meets Cheap Trick o The Clash meets The Kinks...

En Uno no hay un hit tan claro como aquel American Idiot o Basket Case, pero si muy buenas canciones. Loss Of Control, Angel Blue o Nuclear Family harán delicias de los viejos fans, Carpe Diem es el mejor ejemplo de las influencias de The Clash y The Kinks entremezcladas, Kill The DJ el particular The Magnificent 7 de Green Day, garage edulcorado suena en Troublemaker y el pepinazo de Let Yourself Go va a ser con toda seguridad uno de los mejores momentos de sus nuevos directos.
Pero lo mejor de este disco son los temas más puramente power pop, en los que Billy Joe Amstrong imprime unas melodías irresistibles.



Sweet 16 es un tema muy  60's con sabor a Cheap Trick, lo mismo que la excelente Rusty James (mi favorita). Fell For You tiene partes que podrían firmar The Replacements y otras puramente Ramones, Stay The Night juega también con un riff de pop luminoso y regala un estribillo muy fresco.



En definitiva, un disco muy disfrutable que no cambiará el curso de la música pero que nos va a divertir durante una temporada.

Eso si, tengo muchas más ganas a el siguiente Dos, que por lo que sabemos va a ir en la onda del estupendo proyecto paralelo Foxboro Hot Tubes y su homenaje al garage nuggets.

PD: Si te gusta esta entrada, pegale una escucha a mi banda: http://amorica.bandcamp.com/




1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Vaya Ful

sábado, 6 de octubre de 2012, 9:56:00 CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.