martes, abril 29

Baby's On Fire!!!!!!


Es 1998 y el Glam Rock ha vuelto a la vida como por arte de magia después de su eclosión y auge a principios de los 70.
1998!!! uff... ya han pasado 10 largos años desde aquello (¿o han sido cortos?), el tiempo vuela amigo...
En aquel año, digo, en cualquier medio dedicado a la música y/o tendencias se podía ver escrita la palabra GLAM, o al menos esa es mi percepción obviamente.
Basicamente yo sabía previamente de la existencia del término por las bios cutres que leía de los Guns y sus influencias, por la Heavy Rock y sus eternas luchas entre Thrashers y Glammies (refiriendose a los fans del Glam Metal, of course) y por supuesto por el Popu.
Pero aquel año era especial, de repente todo lo que era glam tenía una relevancia especial y como pasa siempre en estos casos el término se desvirtúa siendo glammie casi cualquier cosa que te puedas imaginar: "qué zapatillas tan glam", "qué tostadora más glammie", "me encanta ese lápiz, es como muy glam ¿no?".
En fin, os cuento todo este rollo porque yo tampoco pude escapar a esa marea glam y culpa de ello fueron dos de las cosas que tiñeron de purpurina ese año: El Mechanical Animals de Marilyn Manson y la peli Velvet Goldmine.
Manson se puso en la piel del asexuado Omega y con sus Mechanical Animals pretendió emular a Ziggy Sturdust y los Spiders From Mars de su idolatrado Bowie. Y por la otra parte Velvet Golmine recreaba los primeros y glammies años 70 en los que trinfaron Bowie, Iggy, T-Rex y compañía centrandose, la historia, en una adaptación libre (y sin la aprobación del Duque Blanco) de la vida de Ziggy/Bowie e Iggy Pop (su compañero del alma por aquellos años).

Sailors fighting in the dance floor...

A nivel musical, aquel año, sin ninguna duda, fue el año de Marilyn Manson que pasó de tener un éxito moderado a ser toda una estrella mainstream que aún tenía un disco digno bajo el brazo (el citado Mechanical Animals) y muy reciente todavía ese pedazo de álbum que es Antichrist Superstar. A cada paso te encontrabas una portada con el personaje en cuestión luciendo ese look saqueado de Bowie en el video de Life On Mars (me pregunto en quién se inspiraría David).
No hace falta decir (o sí) que dos de los Iones nos fuimos a la Ciudad Condal a verlo y quedamos más que satisfechos, y es que Manson molaba esa es la verdad.
Pero no me he puesto ha escribir para hablaros de Brian Warner, si no para hablaros de Velvet Godlmine. La peli no es que sea nada del otro jueves pero yo la recuerdo con mucho cariño. Quizá pecaba de ser demasiado superficial y no pasaba de ser un video-clip de extensísimo minutaje. Pero que queréis que os diga, ¿acaso el Glam Rock no fue en gran parte eso?.
Si a nivel visual, la peli, ya era muy atractiva la banda sonora hizo el resto.
Hay que decir que Michael Stipe fue productor ejecutivo del film y que también se encargo de la coordinación de la banda sonora que contó para la ocasión con todo un elenco de artistas de moda del paorama alternativo de los 90 así como de algún músico de la vieja guardia que había vivido el movimiento.

Se crearon dos superbandas expresamente para la peli: Maxwel Demond & The Venus In Furs como réplica de Ziggy Statdust & The Spiders From Mars y en la que militaba gente como Thom Yorke y Jon Greenwood de Radiohead, Andy McKay de Roxy Music, Bernard Butler de Suede y Paul Kimble de Grant Lee Buffalo. Y encarnando al los Stooges de Iggy se creó Wylde Rattz con Mark Arm de Mudhoney; Ron Asheton de The Stooges, Thurston Moore y Steve Shelley de Sonic Youth; Mike Watt de Minutemen y Don Fleming de Gumball.
La banda sonora constaba tanto de originales de Roxy Music, T-Rex o Lou Reed como de versiones perpetradas por las superbandas mentadas o incluso temas compuestos ex profeso para la película. Y tanto Pulp como Placebo también se dejaron caer por el experimento. Un experimento que, todo hay que decirlo, no salió tan mal. Y es que, si bien las versiones no llegaban a superar a las originales además de serles tan fieles que sólo el pretexto de una banda sonora las legitimaba, estaban hechas con respeto y buen gusto. También decir que la producción noventera las hacía más accesibles a los oidos de niñatos como yo.
¿Y que pasa con los temas que se compusieron para la peli?, pues que la verdad es que les salieron muy majetes, y anunque no dejan de ser un ejercicio de estilo y un refrito de todo aquello que se dio a llamar glam rock (lógico por otra parte) las canciones mantienen el tipo al lado de temas míticos como puede ser Satellite Of Love. Si no escuchar un tema como Ballad Of Maxwell Demon compuesta por Shudder To Think y juzgar vosotros mismos.

En general el disco es muy disfrutable, lo mejor son (dejando a parte las originales) las versiones de Brian Eno y Roxy Music, lo peor, sin duda, esa vacía y lamentable versión de Gimme Danger de Iggy & The Stooges, que ni siquiera sale en el trak list del disco pero que si se incluyó en la película. Por lo demás, os recomiendo que volváis a 1998 y la veaís con los ojos y las orejas impresionables de alguien que todavía no había entrado en la veintena. Ala, ya teneís deberes...

5 Comments:

Blogger kar said...

bonita entrada, amigo!! Curiosamente recuperé esa peli hace unas semanas, y me pareció casi lo mismo que la primera vez que la ví... no está mal, la música mola, la historia, no por ser por todos conocida no deja de ser interesante... y poco más. Ni falta que le hace, por otra parte. En esa época (era 1998?? pensaba que fue posterior) yo tenía un amigo de la universidad que me estaba metiendo en el rock clásico, más allá de los tópicos noventeros, y claro, me pilló en plena época de descubrimiento de Bowie, The Stooges, VU, y muchos más. Me sirvió también para conocer a T-Rex, tras quedar flipado por el 20th Century Boy (una de mis canciones favoritas de la historia). Buenos recuerdos, diablos!! En cuanto a Manson, me medio interesé por él cuando el Antichrist, pero en esa época era un talibán popujé y si el popu decía que Mechanical era una mierda, pues lo era y punto. ¿Es el disco que contiene la canción The Dope Show? Temazo...

saludos, brodel

miércoles, 30 de abril de 2008, 0:39:00 CEST  
Blogger kar said...

PD: the ballad of maxwell es una gran, gran canción. La banda sonora en general es más que recomendable.

miércoles, 30 de abril de 2008, 0:40:00 CEST  
Blogger DumDumBoy said...

Me alegro de que te haya gustado, es lo que tiene el sincronismo generacional. A mi también me impactó 20th Century Boy en la peli, canción imprescindible en la historia de la música.
En cuanto a Manson, a mi si que me gustó el Mechanical Animals y de hecho me hubiese gustado que hubiera seguido por esa linea que su vuelta a la oscuridad... para quinceañeros.
The Dope Show es un temazo absolútamente deudor de T-Rex.

Saludos para vd también Monsieur Kar.

miércoles, 30 de abril de 2008, 19:13:00 CEST  
Blogger DumDumBoy said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

miércoles, 30 de abril de 2008, 19:28:00 CEST  
Blogger DumDumBoy said...

Por cierto, en la peli también cabía destacar las actuaciones de los protas especialmente la de Jonathan Rhys Meyers como sosias de Bowie. Ewan MacGregor y Christian Bale también estuvieron muy acertados en mi no tan humilde opinión.

miércoles, 30 de abril de 2008, 19:29:00 CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Las opiniones y articulos de esta web son chorradas, no cometas el error de tomártelas en serio. Los comentarios, enlaces y/o imágenes realizados por terceros son responsabilidad de sus respectivos autores. Los Secuestradores de Iones no se responsabiliza de contenidos inadecuados u ofensivos dejados por terceros y se reserva el derecho de borrarlos o modificarlos sin previo aviso ni perjuicio alguno por parte de sus autores.